Educar en la escuela

Es el tiempo de optimizar las experiencias y las oportunidades del entorno, de potenciar diferentes habilidades y promover el desarrollo integral de niños y niñas, donde lo académico y lo emocional se unan para favorecer el “aprender a hacer” y el “aprender a convivir”.

El juego como herramienta educativa fundamental vehiculiza los aprendizajes, genera autonomía a la vez que contribuye a generar mayores niveles de autonomía.

Nuestro proyecto educativo promueve el desarrollo de las capacidades individuales y peculiares de cada niño o niña como ser único en interacción con sus pares y con la diversidad de saberes necesarios en cada una de las etapas.

La coordinación con diferentes actividades como música, danza, plástica, recreación, educación física, informática e inglés enriquecen el currículo y apuntan a una visión del alumno/a más integral.

La atención a la primera infancia en pleno siglo XXI exige una educación dinámica, con capacidad de adaptarse y reformularse, que logre un adecuado equilibrio entre los cambios y permanencias.

Contactanos