Menú secundario

¡Buen comienzo!

Poco a poco la presencia de niños y jóvenes fue haciendo cada vez más intenso el latido que da vida y sentido a cada uno de los espacios escolares. Es que las instituciones educativas solo tienen vida con ellos. Ellos, niños y jóvenes; razón de ser. Cada comienzo es la reafirmación de que la educabilidad —potencial que posee todo ser humano de poder crecer y desarrollarse plenamente— no debe ser la declaración de un principio sino la concreción de una intención que nos comprometa a todos y que no excluya a nadie. Cada comienzo debe reafirmarnos en la búsqueda de un mundo  más amigable para que los niños y los jóvenes no dejen de creer que es posible crecer, aprender, crear con otros y ser…. cada día más humanos. Cada comienzo es la ratificación del compromiso ineludible con la educación de todos y también con la esperanza. ¡Buen comienzo! 
Nury Carrión
Directora General

Categorías: